Thulita

Ciencia y origen de la Thulita

La Thulita, también conocida como rosalina, es un mineral de silicato de calcio y aluminio que cristaliza en forma de grandes masas o pequeños cristales prismáticos. Es un miembro de la familia zoisita y es uno de los minerales más rosados que la Madre Tierra crea naturalmente. Es conocido por su color rosado que es causado por inclusiones de manganeso, sin embargo, se puede ver como blanco y gris. Cuanto más profundo es el color, mayor es el volumen concentrado de manganeso, lo que aumenta drásticamente el valor. Thulita fue descubierta en Telemark, Noruega en 1820 por H.J. Brooke. Eligió nombrarla después de la antigua isla mitológica "Thule", que muchos creen que estaba ubicada al norte de Europa continental. Desde su hallazgo inicial, las venas de Thulita se han localizado en los Estados Unidos, Suecia, Italia, Austria, Japón y Australia.

Clinothulita se parece

Hay muchos de los llamados especímenes de "Thulita" que salen de Carolina del Norte. Aunque este mineral puede parecer similar, en realidad es un cristal llamado clinothulita. Este mineral es un mineral hermano de la clinozoisita que también tiene inclusiones de manganeso. Clinothulita tiene muy pocas localidades en el mundo aparte de Carolina del Norte, así que ten cuidado al comprar Thulita si es de allí.

Significado y energía

La Thulita es una piedra que irradia amor, compasión, felicidad, alegría y serenidad. Las potentes vibraciones de esta piedra se pueden sentir cuando se está de pie cerca de una pieza más grande o cuando se sostiene en la mano. La energía sutil pero suave comienza a imbuir tu aura, resonando directamente con tu corazón. Estos rayos rosados están aquí para ayudarte mientras te embarcas en un viaje a las profundidades de tu alma. La Thulita empuja el viejo dolor emocional a la vanguardia, instándote a enfrentar estas experiencias negativas de una vez por todas. Este peso puede haber sido llevado durante demasiado tiempo y ha sido conscientemente reducido en una negativa de aceptación. La Thulita terminará con esa forma de pensar y te proporcionará cantidades infinitas de vibraciones curativas. Al enfrentar y eliminar estos "demonios internos" de su corazón, uno se volverá más fuerte y permitirá que una forma más pura brille. Te instamos a que lleves una pieza contigo mientras comienzas tu viaje de autocuración. Siéntete cómodo con la energía de Thulita y comienza las sesiones de meditación profunda con una pieza colocada directamente sobre tu corazón.

Curación de heridas emocionales

No podemos recomendar esta piedra lo suficiente a cualquiera que esté lidiando con cualquier tipo de dolor emocional, especialmente el de un corazón roto. Inmediatamente proporciona comodidad y actúa como una piedra de apoyo para que usted se "apoye". Imagina esta piedra dándote un abrazo etéreo en el que su energía te protegerá de más dolores y traumas innecesarios. Por último, para todos aquellos que sufren de TEPT constante, intente meditar con un trozo de Thulita directamente sobre su tercer ojo. Un rasgo relativamente desconocido es que Thulita es capaz de abrir la mente y expandir su conciencia mental. Esto es ideal para cualquier persona que constantemente se desencadena por su entorno circundante. Es una piedra para que uno también escape, al tiempo que proporciona la energía necesaria para seguir empujándote hacia adelante.

Chakras

Corazón

Planetas

Venus

Signos del zodiaco

Géminis Tauro

Elementos naturales

Agua Aire

Propiedades

Crecimiento personalCuración físicaDominar miedosEmpatíaEstrés Post TraumáticoEvoluciónExpresividad sin ComplejosFelicidadGenerosidadIluminación personalInspiraciónIntrospecciónPropósitosRejuvenecimientoRelaciones y AmorRelajaciónLuto y dolorMeditaciónSer resolutivoNuevos ComienzosNutrirOportunidadesPaciencia y CalmaPasiónPaz InteriorPerspicaciaTranquilidad MentalTraumasVerdadAlcanzar PlenitudAmor PropioCalmanteCalmar la AnsiedadCompasiónComprensión emocionalConfianza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.