Okenita

Ciencia y origen de la okenita

La okenita es un mineral de silicato que se forma dentro de rocas de basalto y geodas. Cristaliza en forma de pequeñas cuchillas como cristales que se asemejan a una bola de algodón. Este mineral se ve como si estuviera cubierto de pelo o pelusa, e incluso puede parecerse a eso cuando se siente. ¡La estructura cristalina de Okenita les permite ser flexibles y moverse a diferencia de cualquier otro cristal que hayas visto antes! Tenga cuidado de no doblar demasiado cada cristal, ya que sigue siendo un mineral muy frágil. La okenita fue descubierta por F. Von Kobell en 1828, y fue nombrada en honor al famoso botánico alemán, Lorenz Oken. La okenita generalmente se encuentra en un color blanco pálido a nacarado, pero también se puede ver como amarillo y azul muy claro. La localidad más famosa de Okenita se encuentra en el estado de Maharashtra, India. También se puede encontrar en Islandia, Groenlandia, las Islas Feroe, Chile, Nueva Zelanda, Irlanda y los Estados Unidos. La mayoría de estos lugares ven okenita formándose cerca o en asociación con una variedad de zeolitas, apofilitas o prehnitas.

Significado y energía

La Okenita activa y desbloquea nuestro chakra de la corona, ayudándonos a procesar y comprender el conocimiento de reinos y dimensiones superiores. Esta piedra proporciona claridad mental a cualquiera que trabaje con ella, y ayudará a usar esa claridad en el reino de los sueños y durante las sesiones meditativas profundas. Aunque no es necesariamente una "piedra de ensueño", Okenita puede ayudar a comprender mejor las imágenes que vemos dentro de este reino y cómo afecta lo que hacemos aquí en la Tierra. Okenita ayuda a unir los mundos físico y espiritual, proporcionándole a uno una poderosa alta energía que se puede usar en este plano físico. Este mineral único es muy poderoso y trae las energías y vibraciones de dimensiones y reinos superiores. La okenita es también una piedra de manifestación que puede ayudar a uno a lograr sus sueños y deseos más buscados. Proporciona crecimiento, energía de fuerza vital y vitalidad a cualquiera que se adhiera a esta piedra. Sugerimos primero establecer sus intenciones en un pedazo de Okenita, luego meditar con él inmediatamente después. Permita que la energía de las piedras impregne todo su cuerpo y le otorgue una claridad extrema de la mente. Este nuevo espacio mental encontrado se puede utilizar para planificar paso a paso cómo uno logrará sus sueños. ¡No más mentes "nubladas"!

Combinación de cristales

La okenita puede ser demasiado fuerte por sí misma para los practicantes principiantes y debe usarse en asociación con piedras de conexión a tierra muy fuertes. Estas piedras "terrenales" le proporcionarán a uno una conexión inquebrantable con su planeta natal, y ayudarán a suavizar las energías de otro mundo de Okenita. Recomendamos Turmalina Negra, Obsidiana (Negro), o Galena.

Chakras

Corona

Planetas

Neptuno

Signos del zodiaco

Virgo Sagitario

Elementos naturales

Éter

Propiedades

Crear tu Propia RealidadDescubrimiento personalExpansionIluminación personalInspiraciónIntrospecciónIntuiciónSabiduríaMejorar tus PropósitosSueñosSueños LúcidosPerspicaciaTransferencia de energíasTransformaciónUnión Entre plano Físico y EspiritualVerdadViajes astralesVibrar en una Frecuencia más AltaYo SuperiorHabilidades PsíquicasActivación EspiritualAlineamientoAlineamiento con el Yo SuperiorAlineamiento con Planos SuperioresAscensoClaridadComunicación con GuíasComunicación con el Reino AngelicalComunicación con Planos SuperioresConciencia AgudizadaConfianzaConocimiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.