Mimetita

Ciencia y origen de la mimetita

La mimetita, también conocida como mimetesita y prixita, es un raro mineral de cloruro de arseniato de plomo que cristaliza en forma de cristales botrioides, pequeños cristales tabulares y pequeños cristales aciculares curvos. Este mineral es un miembro de la familia de la apatita y se forma a partir de la oxidación pesada de los depósitos de plomo. Otros minerales de plomo como Wulfenita, Vanadinita y Galena pueden ocurrir cerca o en asociación con mimetita. Este cristal fue reportado por primera vez por F.S. Beaudant en 1832 y fue nombrado después de la palabra griega "mimetes" que significa "imitador". Este nombre fue elegido debido a su parecido similar a la piromorfita, y se forman naturalmente cerca uno del otro. Especímenes muy finos de Mimetita han salido de México y Namibia, aunque también se puede encontrar en Australia, Grecia y los Estados Unidos.

Significado y energía

La mimetita es una poderosa piedra del corazón que está aquí para proporcionar estabilidad emocional, equilibrio interior, serenidad, alegría y aventura. Ayuda a uno a abrir su corazón y ayudar a liberar todas y cada una de las vibraciones negativas que pueden plagar nuestro órgano más vital. Como este cristal ayuda a eliminar la energía negativa, la mimetita también proporciona vibraciones nutritivas y rejuvenecedoras para tomar su lugar e imbuir el cuerpo emocional y el campo áurico. A medida que la energía positiva llena el cuerpo, ayudará a realinear el campo de chakras y proporcionará un equilibrio general. Estas acciones y energías de Mimetita le proporcionarán a uno pura alegría y dicha. La felicidad pronto seguirá y uno estará ansioso por asumir nuevos y emocionantes pasatiempos y aventuras una vez más.

Recomendamos esta piedra a cualquiera que esté pasando por un cambio en su vida o simplemente no pueda encontrar la energía cada día para hacer cosas que realmente ama. La mimetita debe servir como un recordatorio diario para tomarse un tiempo para ti mismo, calmar tu mente y meditar. Trate de acostarse y colocar esta piedra sobre su corazón para permitir que las energías se absorban directamente. Imagina que esta energía está haciendo una "limpieza" del corazón de uno, y eliminando todos y cada uno de los bloqueos internos. Una vez que el corazón de uno se limpia, las vibraciones edificantes y energizantes de Mimetita pronto llenarán el cuerpo de uno. ¡Con esta nueva energía encontrada, uno podrá disfrutar haciendo lo que ama una vez más y sentir felicidad y alegría nuevamente!

La mimetita es una piedra muy rara y puede ser difícil tener en tus manos una pieza. La mayoría de los especímenes en el mercado son botrioidales y pueden venderse por cientos de dólares. Muy rara vez encontrará mimetita cristalizada, ya que es extremadamente raro de encontrar. La mayoría de las piezas en el mercado son muy pequeñas y se venden por miles.

Chakras

Corazón

Planetas

Tierra Venus

Signos del zodiaco

Capricornio

Elementos naturales

Tierra Fuego

Propiedades

Crecimiento personalExpresividad sin ComplejosFelicidadGenerosidadIluminación personalRejuvenecimientoRelaciones y AmorRelajaciónMeditaciónSer resolutivoSexualidadNutrirOportunidadesPaciencia y CalmaPasiónPaz InteriorTranquilidad MentalVerdadCalmanteCalmar la AnsiedadClaridadCompasiónComprensión emocionalConfianza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.