Aegirina

Ciencia y origen de la aegirina

La aegirina, también conocida como Acmite, es un mineral de silicato de hierro sódico comúnmente formado en la roca volcánica rica en álcali. Fue descubierto en 1835 en Noruega y recibió su nombre de Ægir, el dios escandinavo del mar. La aegirina se ha visto como negra, verde oscuro o marrón y se puede encontrar en Rusia, Canadá, Sudáfrica y los Estados Unidos.

Significado y energía

La egrina es una piedra muy fuerte que opera en una alta frecuencia vibratoria. Ayuda a limpiar y proteger, especialmente el que está lleno de energía negativa. Es una piedra impulsada por la confianza y ayudará con cualquier persona que sienta una falta de amor propio y aprecio. Al ayudarte a darte cuenta de lo fuerte que realmente eres, podrás atraer la energía positiva que quizás no te hayas dado cuenta de que estaba a tu alrededor.

La aegirina es una piedra curativa y mejorará en gran medida la salud mental. Te ayudará a salir de las incansables rutinas diarias que están llenas de negatividad y te empujará a concentrarte en ti mismo. Para cualquiera que esté luchando contra la adicción de cualquier tipo, Aegirina sacará a relucir la fuerza de lo profundo de su interior que puede haber sido enterrada bajo desequilibrios internos.

Emparejamiento de cristales

Hay muchas piedras que funcionan bien con Aegirina, una de ellas es la moldavita. La fuerza de ambas piedras activa y alinea todos los chakras y es extremadamente poderosa para desterrar las energías y entidades negativas. La aegirina también se puede encontrar dentro de la piedra Nebula, junto con una combinación de otros minerales. El uso de cristales de Aegirina y Nebula juntos combinará sus poderes para un sinfín de posibilidades.

Chakras

Raíz Corazón Corona Sacro Garganta Tercer Ojo Plexo Solar

Planetas

Tierra

Signos del zodiaco

Piscis Tauro

Elementos naturales

Fuego Agua

Propiedades

Claridad espiritualCorajeDisciplina personalConfianza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.